Fertilidad por qué un acompañamiento emocional

Fertilidad: por qué un acompañamiento emocional

Mejor acompañados.

Fertilidad por qué un acompañamiento emocional

 

Llevo años apostando por un acompañamiento emocional en procesos de fertilidad como el que estáis viviendo. Otros acompañamientos también son bienvenidos, ya que se trata de que os sintáis mejor.

El motivo principal es porque conozco que la mayor parte de las veces este camino se hace en solitario o con muy pocas personas que entienden vuestro sentir y apoyan y sostienen los altibajos emocionales que el proceso en sí mismo tiene.

Es habitual sentir que cada mes, con cada ciclo, tenéis que despediros de la esperanza que habíais albergado durante los quince días anteriores. Sin embargo, a las pocas horas podéis ilusionaros de nuevo pensando que esta regla en realidad representa una nueva oportunidad a la que agarraros en esta ilusión a la maternidad y a la paternidad.

Una persona capaz de acompañaros será aquella que os sostiene sin juzgaros y con la cual además, os sentís libres de expresar sin tener la sensación de que está pasando un mal trago. En muchas ocasiones esa persona forma parte de vuestro círculo familiar íntimo, otras veces es un buen amigo o amiga. Puede ser interesante que el contarlo a esa persona no suponga para vosotros tener que haceros cargo de su malestar por vuestros sentimientos. Es decir, si lo contáis buscando apoyo y consuelo y os veis apoyándole y consolándole, quizás no sea la persona más apropiada…

Quien quiera que sea, será bueno para ambos miembros de la pareja tener a alguien además de teneros el uno al otro. De otro modo, las conversaciones entre ambos pueden convertirse en un “monotema”. Es más, es posible que llegue un día en el que la conversación entre vosotros se agote, porque ya no se os ocurran más palabras de consuelo para vuestro-a compañero-a. 

No sirve de nada dar vueltas a un problema o una preocupación si no se ponen las energías en encontrar posibles soluciones. 

Buscar ayuda cuando lo que estáis haciendo no os hace sentir mejor es lo más saludable para cada uno de vosotros y también para la pareja que formáis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *